martes, febrero 12, 2002

Educación Dominicana
Situación Actual
La economía, la estabilidad social y el mantenimiento de la cultura de los pueblos dependen de que tan bien educados estén sus ciudadanos.
Los resultados de las pruebas nacionales demuestran que la educación pública en nuestro país se ha convertido en un monopolio ineficiente, donde la mayoría de las familias económicamente desaventajadas no tienen otra opción donde puedan enviar sus hijos a conseguir la adecuada educación, que rompa el ciclo de pobreza en que se encuentran.
Su única opción es enviar a sus hijos a escuelas con un alto historial de fracasos, en lo que se refierea la preparación de sus estudiantes con las habilidades fundamentales de leer, escribir y realizar cálculos matemáticos básicos.

El simple hecho de enviar los hijos a las escuelas del estado, ha dejado de ser garantía de que éstos obtendrán una buena educación, sin la cual se convertirán automáticamente en ciudadanos de tercera categoría. Serán ciudadanos que no contribuirán al desarrollo económico, tecnológico, político y mucho menos social de la nación; sino quepor el contrario,en su mayoría, serán de una u otra forma,una carga para el estado.

Reconociendo la importancia de la educación
“La educación es la vía esencial que tenemos para librarnos permanentemente de la pobreza. Es también la vía para alcanzar el crecimiento económico con equidad que conduce al desarrollo integral”, expresó el Señor Presidente Hipólito Mejía en su discurso del 5 de febrero del 2001 al introducir la política social de su gobierno.
En la “II Cumbre del Conocimiento”, organizada por los catedráticos de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) la empresaria Maribel Gassó expresó que “Ojalá que entendamos que el futuro de todos como nación y como ser humano es educarnos y educar.”
El ex presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Celso Marranzini comentó que “ el gobierno debe hacer más por los jóvenes, fomentando la educación y los valores morales”, al asistir a dicha cumbre. En la misma, el presidente del Comité Olímpico Dominicano, José Joaquín Puello, afirmó que”las esperanzas de los jóvenes dominicanos se ven frustradas por la falta de compromiso del gobierno”.

Fracaso del sistema educativo público y sus consecuencias
Las universidades más prestigiosas del país se quejan de la pobre preparación con que cuentan los bachilleres que son aceptados en dichas altas casas de estudios, a su vez, la clase empresarial y los industriales coinciden en que la educación dominicana no prepara profesionales que puedan desempeñar las posiciones que demandan un alto nivel de preparación académica y el correcto uso de la nueva tecnología. Las consecuencias del fracaso educacional dominicano es el alto nivel de subempleos y desempleo con que cuenta el país, el alto número de analfabetos y semianalfabetos y la pérdida de fe en la educación de los mas desposeídos.
Medidas urgentes
Con la llegada del siglo 21, se hacen indispensables cambios profundos en nuestro sistema educativo público que aseguren que nuestros hijos reciban los beneficios de una adecuada educación; educación que esté acorde con los adelantos técnicos propio de este siglo.
Buena intención no es suficiente
En su discurso del 5 de febrero del 2001, el Presidente Hipólito Mejía, muestra su buena intención y el deseo que tiene de enfrentar el problema de la educación pública, inclusive hace mención de algunas de las medidas que ha dispuesto, y las cuales considera de “prioridades” para ayudar a encarrilar el sistema educativo.

He aquí una lista de las principales medidas relacionadas con la educación que, la actual administración considera, ayudaran a mejorar la grave situación en que se encuentra nuestro sistema educativo público:

1ra. Concerniente al desayuno escolar y considerado como de prioridad para el gobernante. Ampliará las raciones diarias y las llevará a un millón 450 mil niños y niñas provenientes de hogares pobres.

2da. Entregará 40 mil bicicletas a estudiantes aprovechados de las zonas marginales urbanas y rulares.

3ra. Ampliará el Programa de educación Integral beneficiando 20 mil niños pobres; un programa masivo de Asistencia Médica en las escuelas.

4ta. Entregará 200 mil uniformes y 6 millones y medio de libros.

5ta. Construirá y equipará 4 mil aulas en todo el país.

6ta. Implementará un programa de Capacitación de (25 mil personas) Maestros y Directores de Centros Educativos.

Analizando las medidas gubernamentales
Con excepcióndel programa de Capacitación de Maestros y Directores, ningunas de éstas medidas tratan la raíz del problema, por el contrario, agigantan el monstruo de la ineficiencia, el cual constará ahora, con millones y millones de pesos para su alimentación.

¿Quiénes estarán asesorando a nuestro nuevo presidente en lo concerniente a la política educativa? ¿Qué relación con el sistema educativo dominicano tienen estos asesores? ¿Cuál adjetivo los describirían mejor, políticos o educadores? Y por último, ¿mandarían, esos asesores educativos, sus hijos a una escuela pública?

En el argó dominicano estas medidas no son mas que “un paño con pasta”, “pedradas a ciegas”, son medidas que “aliviaran el muerto” pero que ni un sólo “médico” dominicano, a no ser por los que rodean al presidente Mejía, se atrevería a decir que lo curaran.

Medidas en contra de la solución
Otras medidas tomadas por el actual gobierno y que afectan directamente el sistema educativo dominicano son:

1ro. Recorte del presupuesto educacional. Educación funcionará con un déficit de por lo menos 1,000 millones de pesos en el presente año.

2ro. Mantiene el salario de los maestros “por el suelo” denigrando aun más tan digna profesión.

3do.La secretaria de educación tiene como objetivo principal preparar nuestros jóvenes para que puedan aplicar por un subempleo en las Zonas Francas.

Mensaje a nuestro Presidente
Como comunidad, como pueblo, todos tenemos la obligación de contribuir con la educación de nuestros jóvenes. Proveerlos con la adecuada educación nos asegurará el mantenimiento de nuestro estado y nuestra cultura; pero es obligación del gobierno dominicano tomar la iniciativa, ser el proveedor de la educación pública.

El estado debe promover la conglomeración de todos los ciudadanos con capacidad y deseo de educar a nuestro pueblo, dejando la “politiquería” para los asuntos que no atenten con la existencia de los dominicanos como pueblo, para que sirvan de asesores del gobierno en los asuntos educacionales.

Personalidades ligadas a la educación, directores de centros educativos, maestros, padres y lideres comunitarios, todos, como un solo ente, con el único objetivo de solucionar el problema de la educación dominicana.

Felipe Lora
EL Loro Dominicano
12 de febrero del 2002

2 comentarios:

Anónimo dijo...

BUENO AUNQUE AUN FALTA MUCHOPOR HACER EN LA EDUCACIÓN TAMBIÉN ES CIERTO QUE ESTE GOBIERNO DEL DOCTOR LEONEL FERNANDEZ RAYNA ES EL QUIEN MAS SE PREOCUPA POR QUE LOS JÓVENES Y ADULTOS SE CAPACITEN.

Anónimo dijo...

BUENO AUNQUE AUN FALTA MUCHOPOR HACER EN LA EDUCACIÓN TAMBIÉN ES CIERTO QUE ESTE GOBIERNO DEL DOCTOR LEONEL FERNANDEZ REYNA ES EL QUIEN MAS SE PREOCUPA POR QUE LOS JÓVENES Y ADULTOS SE CAPACITEN.