lunes, febrero 11, 2002

El aporte económico, político y social de los dominicanos ausentes

Todos lo sabemos. Los dominicanos ausentes desempeñan un papel muy importante en el desarrollo y activación de la economía nacional; se llega a decir que son el principal renglón en la obtención de divisa en República Dominicana.

Casi todo el dominicano -si tiene trabajo- que vive en los Estados Unidos le envía una boronita a sus familiares aquí en el país.

¡Son muchos los dólares que entran al país por éste concepto! No hay duda, la función del dominicano ausente es muy importante en el sentido económico; pero ¿sabía usted que es de igual importancia el aporte que hacen en lo social?

Tomemos en cuenta que casi el 80 % de los dominicanos que se ven obligados a emigrar no creen en que la educación es la llave que abre las puertas de la superación, ó no tienen una preparación académica adecuada. Regularmente (con sus excepciones) pertenecen a la clase marginada o son campesinos que se cansaron de trabajar con el arado y el machete sin ver el fruto de su sudor, que en lugar de florecer, se perdía en las entrañas de la tierra que araba.

Estimemos que la población de dominicanos en el extranjero es de alrededor de 1.5 millones, de los cuales un millón pertenecían a “los pobres de este país.” He aquí el aporte de estos dominicanos ausentes en otras áreas de igual importancia para el desarrollo de nuestro país.

Son una válvula de escape para el sistema educativo publico. Imagínese nuestro país con medio millón de estudiantes más. Cuantas aulas, maestros y administradores les están ahorrando al país
.
Un millón de dominicanos que no usaran los hospitales públicos ahorrándole al país en medicinas, médicos, enfermeras, y tiempo para atender a los demás.

Un millón de dominicanos para el cual no habrá que producir alimentos ayudando de esa manera a minimizar la escasez de alimentos básicos en la nación.

Un millón de personas que no producirán una sola onza de basura en una nación.

Un millón de personas que serán turistas “seguros” en un país en necesidad de divisas.

Un millón de personas, que directa o indirectamente “mantienen” económicamente a mas de un millón de dominicanos.

Y muchas otras ventajas más..

El dominicano ausente es el mejor aliado de nuestros gobernantes. ¿Cuántos millones y millones de dólares se necesitarían para proveer estos servicios a todos los dominicanos que viven en el exterior? Muchos $$.
¿Y como les agradecemos nosotros ese ”gigantesco” aporte? ¿Qué hacen los gobiernos de turno a favor de este grupo de dominicanos?

Propongo formalmente que se erija un monumento al dominicano ausente donde se muestren los aportes, no sólo económicos, sino sociales y culturales a nuestra nación.

Felipe Lora
EL Loro Dominicano

No hay comentarios: