viernes, febrero 15, 2002

La lucha contra la pobreza
¡El actual gobierno decidió bajar el presupuesto de educación en comparación con el año anterior y a su vez decide regular las tarifas de los colegios privados! ¡Que genialidad tan absurda! ¿Quién estará detrás de esas “brillantes” decisiones referentes a la política educativa?
¿Tiene el gobierno un plan educativo ó está dando palos a ciegas? Todos sabemos acerca del deterioro del sistema público educativo, pero ¿es limitando las entradas a los colegios privados que el actual gobierno pretende resolver el problema de la educación pública?
Estamos de acuerdo, algunos colegios abusan del deseo que tiene la clase media y media alta de educarse. Ellos saben que en el sistema público el chance de desarrollarse es mínimo por lo que pagaran “lo que sea” para enviar sus hijos a un colegio privado.

Estas clases entienden la importancia de una buena educación, por ello harán todo lo que esté a sus alcances para brindarle la adecuada educación a sus hijos que les permita desarrollarse como ente en nuestra sociedad.

La Constitución Dominicana establece como responsabilidad del estado brindar una adecuada educación a todos los dominicanos. ¡El simple hecho de construir aulas, proveer desayuno, equipar algunas aulas con computadoras no significa que los dominicanos estén recibiendo una adecuada educación, tal como lo estipula nuestra Constitución!

Adecuada educación significa, además de todo lo anterior, proveer, un ambiente que estimule el deseo de aprender,maestros capacitados, laboratorios equipados y un currículo adecuado a la era de Las Comunicaciones.

Sin embargo, nuestro pueblo le ha ido perdiendo la fe a la educación por culpa de los gobiernos de turno, que no cumplen con nuestra Constitución. Desde Balaguer hasta Hipólito no ha habido un sólo gobierno que le dé la importancia que la educación merece.

Al igual que la salud, la educación no se ve con los ojos de la cara y en los pueblos ignorantes el éxito presidencial depende de lo que se puede palpar, lo que nos afecta directamente. Es decir obras y regalos (el famoso dao popularizado por Balaguer e imitado por los demás.)

Por eso no nos extrañamos cuando el “plan contra la pobreza” del actual Presidente se reduce a conseguir más recursos; a través de impuestos, que al final será el pueblo quien los pague, para poder ofrecer a las familias pobres la oportunidad de seguir siendo pobres. ¡RD $300.00 mensuales!

Señor Presidente “no les dé pescado a su pueblo” enséñele a pescar, que aunque la educación noes como edificios que se ven desde lo exterior, es el mejor regalo que gobernante alguno puede brindar a sus ciudadanos.

La educación es la mejor arma contra la pobreza.

Felipe Lora
El Loro Dominicano
15 de febrero del 2002

No hay comentarios: