martes, diciembre 03, 2002

Por la Boca Muere el Pez

Es increíble la similitud que tienen los momentos actuales a los vividos por Juan Antonio Alix, nuestro gran poeta y maestro de las décimas.

Para Antonio Alix las habladurías de la calle, el escándalo social de la hora, alguna amarga queja del público, la oportunidad de un desbordamiento de júbilo público, el triunfo o fracaso de una revolución, o acaso un fusilamiento, ejecutado de manera espectacular, constituían el material preferido para las décimas, tocadas siempre de un vivo color de actualidad y salpicadas de pimienta satírica, de que tanto gustaba el pueblo, por ser uno de sus íntimos fermentos.

Sin querer crear confusión ni polémica en el mundo de la poesía, y declarándome lego en la materia, me voy a permitir adaptar la décima escrita por nuestro Antonio Alix, dedicada al Gobierno Provisional de la República en Noviembre de 1903


Décima al Presidente de la República, Hipólito Mejia
Por la Boca Muere el Pez
Por Juan Antonio Alix
Adaptada por Felipe Lora


Como cantor nacional
Yo no puedo prescindir,
De marchar o de seguir
A La opinión ‘general.
Por eso es muy natural
Que lo invite de una vez
A usar la sensatez
Y el arte de gobernar
Pues solo se oye zumbar:
“Por la boca muere el pez”

Si el País entero ya
Desconoce tu saber,
No nos vengas a joder
Que hasta Dios se enojará
Por favor no lo hagas más
Cuando en paz todo se vea
A tu Patria que desea
Que no haya más bancarrota;
Créenos, si eres patriota:
”Por la boca muere el pez”


Cantando estoy como un grillo
Sin a nadie maltratar,
Sin subir ni arrempujar
A partido ni a caudillo.
Ni canto por darle brillo
Ni a Jesús ni a José
Canto por más que ves
De lo que mejor conviene,
Y decirle al que la tiene:
”Por la boca muere el pez”.

A nadie voy a adular
Con atronadores vivas,
Y ni con flores ni olivas
A ninguno he de alabar
A la paz voy a cantar
Para que vuelva otra vez
Por eso dedicaré
Mis cantares y algarabías
para decirle a Mejía:
”Por la boca muere el pez”.

El País por el momento
Poco a poco se fusiona,
Sin distinción de persona
Y sin apasionamiento.
No ha habido atropellamiento
Como lo que usted crea
Con su necedad que afea
el valor dominicano
Acuérdese compueblano,
”Por la boca muere el pez”


Como nunca tan unido
Se encuentra todo el Cibao,
Y desde Masacre a Bonao
No existe un solo bandido.
El Este y Sur se han unido
Al Cibao con esa idea,
Y como la unión florea,
Hoy nos hacemos sentir
Volviéndole a repetir:
”Por la boca muere el pez”



Juan Antonio Alix
Adaptada
Felipe Lora
El Loro Dominicano
3 de Diciembre de 2002

No hay comentarios: