domingo, febrero 06, 2005

Educación

Hola Felipe,

A veces tus comentarios son muy apropiados, por lo menos en mi opinion. Este es uno de ellos. Da pena ver la condición de la educación en RD. Y como tú dices en tu comentario, el respeto a los profesionales de la educación es nulo. Aunque en muchas ocaciones no tienen la culpa los profesores puesto que no fueron orientados correctamente cuando ingresaron a la universidad. El mes pasado estuve en RD y conocí una muchacha que se graduó de maestra. La pobre nunca podrá ser maestra a menos que consiga un político que la "enganche". Y si eso pasa, como puede pasar, entonces el respeto a la profesión será menos porque esta muchacha nunca debió ser admitida en un programa de educación. Ella no puede hablar. Tiene un problema en las cuerdas vocales o en el aparato vocal completo que no le permite decir las palabras completas. Siempre corta la primera letra o sílaba de las palabras. Entonces ¿Cómo explicará la lección a sus estudiantes? Debió un orientador hacer su trabajo al prepararla para pasar de la escuela secundaria a la universidad. Ysi el orientador de la escuela secundaria, no supo hacer su trabajo, entonces el de la universidad debió aconsejarle ir por otro camino y si ella insistía en el majisterio, entonces le tocaba al departamentde admisión de la universida no aceptarla en ese programa sabiendo que sería una perdida de tiempo, dinero, y material humano. Ella pudo estudiar otra carrera donde no tuviera que explicar lecciones. Ahora hay un profesional más frustrado sin saber que hacer, pues no puede ejercer su profesión, pero al mismo tiempo trabajando en otra cosa por debajo de su educación la frustra completamente. Ojalá que los orientadores y los oficiales de admisión de las universidades puedan tomar conciencia al aceptar estudiantes en los distintos programas profesionales.

No hay comentarios: