domingo, marzo 06, 2005

Cuidado Leonel…cuidado

¡Desconfiando en los dominicanos!

De todas las medidas económicas tomadas por el anterior gobierno de Leonel, las que mas afectaron, negativamente, la población dominicana fueron aquellas tendientes a aliviar la pesada carga del subsidio y subvención a las empresas del Estado.

En franca desconfianza en los profesionales dominicanos, incluyendo los pertenecientes al Partido de la Liberación Dominicana, Leonel y su anterior equipo económico, decidieron esconder, detrás de la apresurada privatización, su incapacidad y falta de creatividad para resolver el problema energético y para convertir las empresas estatales en autosuficientes.

Tales medidas o “paquetazos”, como suelen llamarlas algunos cultos economistas, no sólo no tuvieron el resultado deseado, sino que empeoraron la situación.

Por ejemplo, con la privatización, el pueblo dominicano perdió el control de las generadoras, triplicó el monto subvencionado al sector energético y sufrió el despiadado azote de los apagones económicos.

En el mundo empresarial, quien tome tan desastrosa decisión es despedido, deshonrosamente, al instante.

Y parece que la desconfianza en los profesionales dominicanos no se para ahí.
En lugar de promover el desarrollo empresarial dominicano, en lugar de brindar incentivos a los empresarios dominicanos, nuestro presidente se dedica a vender el país al mejor postor en el extranjero.

Aparentemente, para el presidente, no existen en el país profesionales o instituciones capaces de echarse al hombro las soluciones a los problemas que nos han azotado décadas tras décadas.

Por ejemplo, en franca desconfianza en los profesionales y las instituciones dominicanas, nuestro, otra vez presidente, Leonel Fernández sigue buscando soluciones extranjeras a los problemas nacionales.

Leonel quiere:
Que universidades extranjeras nos resuelvan el problema de falta de “material humano capacitado”.

Que un organismo especializado en asuntos de policía de la ciudad de Nueva York se haga cargo de la Academia de Entrenamiento Policial que opera en Hatillo, San Cristóbal.

Que el FMI nos resuelva el problema de solvencia económica.

Que compañías extranjeras nos modernicen el estado.

Que compañías extranjeras vengan a ofrecernos “empleos” a cambio de incentivos que no disfrutan los criollos y agrega que: “hay garantías legales porque ha sido modificado el Código de Leyes de la Inversión Extranjera.

Que las Zonas Francas creen o mantengan los subempleos (cuasi-esclavos) en las zonas francas.

Que se reactive la industria de la construcción con más complejos turísticos españoles, quienes al final terminan usando nuestros recursos y repatriando divisas.

Que el MIT (Un instituto tecnológico de Boston) se encargue del desarrollo de la educación tecnológica dominicana.

Que el ejercito de EU nos “capacite” nuestras fuerzas armadas.

Que el sistema judicial de los Estados Unidos enjuicie los criminales dominicanos.

Etc., etc., etc.


Parece que para nuestro presidente, los dominicanos, sólo somos buenos para:
Proveer mano de obra barata a las multinacionales
Suplir de mano de obras a las Zonas Francas
Producir productos agrícolas para satisfacer los extranjeros que nos visiten
Mantentener limpias las miles y miles de habitaciones en los complejos turísticos entre otras.


Parece que para nuestro presidente, lo único que podemos hacer nosotros los dominicanos, es “mantener la fe y la esperanza en un porvenir más luminoso para el pueblo”.

Cuidado Leonel…cuidado.
Nosotros, los dominicanos somos capaces, no sólo de orar como nos lo pidió el anterior, no sólo mantener la fe y la esperanza como nos lo pide usted. Nosotros somos capaces de cambiar, de despedir al que no cree en nosotros.

Felipe Lora
El Loro Dominicano
5 de marzo del 2005

1 comentario:

Anónimo dijo...

tamto k habla de corrupcion y el prinel corrupto e5 el mi5mo pre5dente