domingo, octubre 30, 2005

Ahora le toca a usted

Ya no escribiré más acerca de temas que van dirigidos exclusivamente a la mayoría de los dominicanos. Esa población a la que todos nos dirigimos como el “Pueblo.”

Y es que nunca me he topado con un miembro del “Pueblo” que me objete o asienta con alguna de mis opiniones. El Pueblo no esta conectado al Internet, por lo que cualquier comentario, opinión o anuncio dirigido a ellos, usando medios tecnológicos modernos, es pura y sencillamente una perdida de tiempo.

Ahora escribiré dirigiéndome a ustedes. Ustedes que si tienen el poder económico suficiente que le permite pertenecer a la minoría privilegiada del planeta, del continente y de nuestro país.

Sí, usted y yo somos miembros de esa minoría que goza de algunos de los beneficios que brinda la explotación de las mayorías. Somos parte del sistema y como tal somos responsables, directa o indirectamente, de los males de las mayorías. Ya sea por lo que hicimos o por lo que dejamos de hacer.

Somos adictos a las diferencias de clase. Somos adictos a la satisfacción que nos brinda nuestro estado económico y social cuando nos comparamos con los desaventajados, con los desposeídos, con los abandonados por nuestro sistema; por nosotros mismos.

Como toda adicción, lo primero que debemos hacer es reconocer nuestras fallas.
¿Qué hemos hecho o hemos dejado de hacer en favor de nuestro pueblo?
¿Qué tan responsable somos de los males de nuestro pueblo?
Que hemos hecho o hemos dejado de hacer para que los miembros del pueblo nazcan, crezcan, se multipliquen y mueran viviendo como cuasi-humanos?
¿Que hemos hecho o dejado de hacer para que la realidad del pueblo en el 2005 sea exactamente la misma que cuando existía la esclavitud?

Pensemos en lo que nuestros antepasados hicieron o dejaron de hacer, pensemos en lo que hemos hecho o dejado de hacer para que en nuestra nación, el delito de nacer pobre, conlleve una sentencia de cadena perpetua. No sólo para el desgraciado “ofensor”, sino para sus futuras generaciones.

Muéstrame a tus pobres y te diré que clase de sociedad tienes.

Felipe Lora
Felipe@lora.org
30 de Octubre de 2005

3 comentarios:

Víctor Ml. Caamaño dijo...

Felipe, el problema es mucho más complejo, es que las tendencias ideológicas nos han programado de manera que tengamos que identificarnos a favor de los más, que normalmente no tienen ni los recursos ni la capacidad para desarrollarse económicamente, o con los menos que si pueden crecer ya que tienen los recursos y la capacidad para hacerlo y esa es la trampa que les permite vivir bien a un grupo reducido de individuos a costa de los más.

Todos son necesarios, hay que modificar la visión para incluirnos todos dentro de la raza humana. unos no puede vivir sin los otros.

La división ideológica ha creado el mundo que tenemos hoy, debemos cambiar la visión para que todos estemos incluidos.

Sé que suena ingenuo, pero no hay otra solución, no sé como se puede hacer, pero tendremos que descubrirlo si queremos seguir viviendo en un planeta humano.

Alkanesss dijo...

Mi querido Felipe, no soy rico lamentablemente nunca lo he sido, soy un sobreviviente mas que lucha como la gran mayoria, pero permiteme apuntalarte algo....No me gustan los pobres, los detesto, en especial los nuestros, que son los pobres mas ricos del mundo....si no dime como demonios en el ano 1989, si mal no recuerdo, los Dominicanos se bebieron 48 millones de litros de ron, y 389 millones, leiste bien 389 millones de litros de cervesa, y jugaron un promedio de 5000 de ese entonces por minuto...........Eso no lo hace un rico, eso lo hacen los jodidos, que por mas que tu trates de educarles, ellos con su "Fria" no comen cuento, entonces en ese medio que se puede hacer? aportame una idea practica y te secundo de lo contrario no perdamos el tiempo, en Santo Domingo, todo el mundo quiere ser rico, pero sin hacer los sacrificios que eso conlleva, nadie quiere estudiar, nadie quiere prepararse para nada.................Sabes que felipe, que se los lleve el diablo a todos, me canse..........


UN abraso mano.

Felipe Lora dijo...

ALka,

Has oído de lo del pan y circo para los pobres?
Es que en nuestro país no le proveemos ni el pan ni el circo.
Es por eso que reaccionan así.

El “romo” es lo único que los hace olvidar, por varias horas, de los miserables y desdichados que son.

¡Claro que no somos millonarios! Por eso estamos tratando estos temas en lugar de estar pensando como acumular más $$$.

Ahora, culpar a los pobres por sus “malas acciones” es como culpar al producto por sus defectos.
Los culpables son los que crearon el producto. No el producto en sí.

Tú y yo, aunque no lo quiera, tenemos parte de culpa por la desdicha y la miseria en que vive nuestro pueblo.
Tú y yo somos parte responsables de que nuestros políticos actúen como lo hacen.
Tú y yo somos, en parte, responsables de la nación en la que vivirán tus nietos y los míos.

Un Abrazo cariñoso.