lunes, mayo 15, 2006

Votemos con nuestra conciencia, no con nuestras necesidades

Pueblo dominicano:

Los valores morales están siendo puestos a prueba.
Una vez más nos toca decidir entre legalizar la corrupción o denunciarla y castigarla con nuestro voto.

Una vez más enfrentamos el dilema de sí denunciar el entreguismo que debilita nuestra nación o apoyarlo.

Una vez más nos encontramos con el dilema de votar a favor de efímeros beneficios personales o el de toda la nación.

Una vez más tendremos que decidir entre enfrentar las fuerzas tradicionales que se oponen al desarrollo individual de todos los dominicanos o decidimos dejarles el problema a nuestros hijos.

Es hora de recapacitar, de ver más allá del 16 de Mayo. Es hora de iniciar el proceso de recuperación con mira al desarrollo educativo y económico de todos los dominicanos.

Es hora de recuperar ese sentimiento patriótico que nos une como gran familia y como tal desear lo mejor para cada uno de nuestros miembros.

Es hora de sentirnos preocupados y tristes por las precariedades y falta de oportunidades de nuestros compueblanos.

Es hora de que pongamos la nación primero.

Es imperativo que analice, examine y compare las opciones que tienes en estas elecciones. El futuro de nuestra nación depende de ello.

La abstención no envía el mensaje correcto. La abstención puede ser confundida con desinterés.

Es por eso que hoy te invito a que comparta tu mensaje, déjanos escucharlo asistiendo a las urnas.

Vota por tu candidato favorito, pero vota.
Vota en blanco o vacío, si crees que no merecen tu voto, pero vota.

Es hora de votar con dignidad por una mejor Quisqueya. Votar porque creemos que existe un mejor futuro para todos y que con nuestro voto estaremos obligando a nuestros líderes a guiarnos hacia ese fin.

Votemos con nuestra conciencia, no con nuestras necesidades, y reclamemos que los elegidos cumplan con nuestros deseos, porque al final la patria nos pertenece.

Exijamos honestidad y justicia y ahora nacionalismo. Si así lo hacemos podremos convertirnos y sentirnos orgullosos de que somos un país verdaderamente democrático.

Votemos, y luego, a trabajar en favor de nuestro futuro y el de nuestros hijos.


Felipe Lora
15 de mayo del 2004
Adaptado para el 15 de mayo del 2006

No hay comentarios: