miércoles, junio 28, 2006

¡Despierten al Presidente!

Mientras el presidente Leonel Fernández se jacta de los magníficos cambios que se avecinan para nuestra nación, asegurando que República Dominicana se prepara para asistir a una transformación completa de sus instituciones, lo que asegura una “revolución democrática de grandes magnitudes”, los titulares de los principales medios informativos nos pintan un panorama distinto.

Mientras el presidente Leonel Fernández dice que: “El país experimentará grandes cambios, cambios positivos, que serán las herramientas para crear una gran nación, con mejor calidad de vida para sus ciudadanos”, los periódicos nacionales saturan sus primeras páginas con las declaraciones de funcionarios tratando de explicar lo equivocada que esta la directora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo, Elena Brineman, al catalogar nuestro sistema educativo de fracasado.

Mientras el presidente Leonel Fernández cacarea “los esfuerzos que realiza su gobierno por sentar las bases de un Estado moderno, institucionalizado y que tenga como principio básico la equidad social”, la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad privada anuncia el sometimiento a la justicia de una banda que funcionaba como una policía paramilitar compuesta por 25 hombres que se hacían pasar como oficiales de las fuerzas armadas y uno de ellos como general de brigada.

Mientras el mandatario destaca los esfuerzos que realiza su gobierno por lograr un verdadero Estado de derecho, donde la solidaridad y la justicia social sean la guía de actuación, representantes de más de 50 organizaciones y personalidades puertoplateñas marcharán el próximo jueves para protestar contra la violencia y la delincuencia en esta provincia y en el resto del país.

Mientras el presidente Leonel Fernández continúa con su “bla, bla, bla, bla”, acerca de la modernidad y saneamiento de las instituciones gubernamentales, el pueblo dominicano se queja de la corrupción y de la falta de interés del gobierno de enfrentarla.

Mientras fanfarronea sus “soluciones” sin datos ni ejemplos específicos, la violencia se apodera de los titulares noticiosos.

Mientras se jacta del apoyo obtenido en las pasadas elecciones, la JCE publica datos que muestran que sólo obtuvieron el 25.85 %, mientras que el 44.29 % de todos los votantes dominicanos decidieron que ninguno de los candidatos eran merecedores de sus votos.

Ojala que nuestro presidente despierte de su sueño, y se de cuenta de que no somos, ni queremos ser un “Nueva York Chiquito”. Que se de cuenta de que los problemas dominicanos ameritan soluciones dominicanas, llevadas a cabo por personal dominicano.

¡Ya basta de soñar con soluciones importadas!
Señor Presidente, es hora de que despierte y comience a gobernar basado en la realidad dominicana.

Felipe Lora
27 de Junio de 2006

2 comentarios:

Valerio dijo...

Para dar cabida al optimismo se puede pensar que lo de Leonel es una Visión
a mediano plazo, pero esos objetivos estarían condicionado a las acciones
diarias de corto plazo.
Es una quimera un Estado de Derecho y una revolución
democratica
, en un gobierno cimentado en la discriminación por
motivos políticos, el clientelismo y el soborno vulgar, el tráfico
de influencia, la violación de las leyes del consumidor, de educación
y de la seguridad social.
Es imposible el desarrollo económico con la grave ineficacia
del gasto publico, donde se promueve una obra métrica de 30 mil o más
(?) millones en forma solapada. Donde la inversión en educación
preuniversitaria es pírrica y donde la tarifa el?0ctrica para las empresas
es 29 cvos de dólar, casi tres veces más que el promedio mundial. No es viable la seguridad ciudadana en un Estado que por
motivos fiscalista mantenga decenas de permisos de tenencia y porte de armas
de fuego, altos ídices de desempleo y desesperanza.
No es buen agüero un a reforma constitucional, si ya
se descarta Una constituyente y el plebiscito ( aprobatorio y revocatorio) como
las instancias más abiertas para el concenso nacional. Donde una parcela
religiosa es la que lidera el proceso de reforma, que igual al caso de un perro
amarrado a longaniza. Donde el fanstama del reeleccionismo es el eje transversal
de todo el proceso.

Anónimo dijo...

!Despieten al Presidente!

Por Cristian Sanchez / elMasacre.com 04:58 am
05/07/06


Sepa usted me encantó,
amigo Felipe Lora,
el artículo que ahora
en la página públicó;
está bien, diría yo,
enviarlo para el Listin
pa'leerlo en cafetín,
en esquinas y colmadones
con chamaras de botones
y calzado de arlequín.

Parecerse a un figurín
imitando al presidente,
el ilustre eminente
que dirige el tarantin;
pegar un grito sin fin
aunque sea imprudente,
vulgar y hasta indecente,
y como gente de abajo,
gritar, ¡c***! o ¡carajo!
!Despierten al presidente!

Quizas un motoconchista,
albañil y chiripero
con hambre de zapatero
crea que soy un bromista,
pero me enrreda la pista
con cinismo el eminente,
que al igual que mucha gente
que está pidiendo a grito,
Ay Jesús, mi Dios bendito
!Despierten al Presidente!

De una brecha digital
pregona su excelencia:
"han perdido la conciencia
del Problema Nacional".
Que la brecha es social,
Juan Sánchez dijo reciente,
con verdades contundentes
que en la prensa publicó,
donde también reclamó:
¡Despierten al presidente!

Que la brecha es social
a nadie le cabe dudas,
sólo un bendito judas
piensa que es digital.
Es problema existencial
o cinismo recurrente
que ha llevado a la gente
a pedir con behemencia:
please, tengan clemencia!
!Despierten al presidente!

Cristian Sanchez
(Lucero Blanco)