viernes, julio 14, 2006

Sí, hay un país en el mundo.

Hay un país en el mundo que no merece el nombre de país. Sino de tumba, féretro, hueco o sepultura. Un país donde sus ciudadanos viven aterrorizados por la incapacidad del gobierno de enfrentar la criminalidad y sus raíces.
Sencillamente frutal. Fluvial. Y mataría. Y sin embarco sencillamente tórrido y pateado como una adolescente en las caderas. Sencillamente triste y oprimido. Sinceramente agreste y aterrorizado.

Hay un país en el mundo donde un pobre breve, seco y agrio muere y muerde descalzo su polvo derruido, y la tierra no alcanza para su bronca muerte.¡Oídlo bien! No alcanza para quedar dormido.
Es un país pequeño y agredido. Sencillamente triste, triste y torvo, triste y acre.
Ya lo dije: sencillamente triste y oprimido.

Un país donde faltan hombres que arrodillen los árboles y entonces los alcen contra el sol y la distancia. Contra las leyes de la gravedad. Y les saquen reposo, rebeldía y claridad.

Hay un país donde el pueblo es despojado de sus riquezas. Y los que la roban no tienen ángeles, no tienen órbita entre las piernas, no tienen sexo en una patria dondeel pobre no tiene futuro.

Decid al viento los apellidos de los ladrones y las cavernas y abrid los ojos donde un desastre los pobres no tengan futuro. Y así no puede ser.

Desde la sierra procederá un rumor iluminado probablemente ronco y derramado.Probablemente en busca de la tierra. Y traspasará los campos y la celesta dominio donde el Este hasta el Oeste conmoviendo la última raíz y sacando los héroes de la tumba habrá sangre de nuevo en el país. Habrá sangre de nuevo en el país.

Después no quiero más que paz. No quiero más que nido de constructiva paz en cada palma. Y quizás a propósito del alma el enjambre de besos y el olvido.
Extracto de:
Hay un país en el mundo
De: Pedro Mir
Adaptación:
Felipe Lora

Mas sobre Pedro Mir en:
http://rsta.pucmm.edu.do/mir/obras.html

No hay comentarios: