viernes, agosto 10, 2007

Cuidado con el turismo

Se que hay muchos interesados en el negocio del turismo pero ninguno de ellos pertenece a la clase pobre dominicana.
Se que en este negocio se captan muchos millones de dólares pero pocos se quedan en le país.
Se que comunidades completas son demolidas cuidando la imagen del negocio pero eso a nadie le importa.
Se que los dueños de los complejos turísticos son extranjeros pero eso no nos inmuta.
Se que creamos un subclase de ciudadanos en las periferias de esos complejos pero eso no nos preocupa.
Se que vendemos nuestro país por pedazos y a nosotros que nos importa.
Se que las empresas turísticas tienen prioridades en lo concerniente a la energía eléctrica, los alimentos y a los artículos de consume diario pero nos conformamos con lo que queda.
Se que turismo es uno de los pocos negocios donde el gobierno invierte una millonada promocionándolo y eso nos enorgullece.
Se que no somos bienvenidos en las playas de los complejos turísticos pero nos podemos “bañar” en playas para “dominicanos”.
Se que los empleados no tienen seguridad laboral ni beneficios ¿y qué?
Se que los turista que nos visita no se enteran de quienes somos los dominicanos pero eso esta bien con nosotros.
Se que cuando nos encontramos en frente de extranjeros somos los primeros que, “orgullosamente” mencionamos los complejos turísticos sabiendo que no son dominicanos y eso nos da un pito.
Se que debemos apoyar el turismo pues sin él nos pueden devolver lo que nos pertenece y eso a algunos nos da miedo.
Se que volvieron a descubrirnos y otra vez, sin resistencia, lo estamos permitiendo.

Y me pregunto, ¿vale la pena?
Los defensores del turismo, al igual que los de la zona franca, argumentaran que sí, porque crea empleos.
¿Y quien esta encargado, dentro de nuestro viciado sistema, de denunciar todas las cosa malas que conlleva depender del turismo?
¿Quien se ha opuesto a las leyes que permiten, sin control ni limitaciones, a extranjeros con dólares adueñarse de los terrenos de los dominicanos?
¿Quien se ha opuesto a las leyes que facilitan la prostitución de todas las playas al turismo destructor?
¿Quién se queja de la destrucción de nuestros recursos naturales?
¿Y el SIDA y la prostitución?
¿Y las drogas y los delitos sexuales en contra de menores?
Bien gracias, pues los afectados son los hijos de doña machepa y esos, aquí, en lo que nos queda de país, a nadie le duele.
Así que mucho cuidado con el turismo y sus principales promotores que nos están destruyendo.

Felipe Lora
8 de Agosto de 2007

No hay comentarios: