lunes, febrero 04, 2008

Una dominicanada


La fiebre aviar está amenazando los negocios de pollos y huevos en la República Dominicana. A mi entender, las autoridades pertinentes están tratando de “resolver” el problema. No el problema de la fiebre aviar, sino el problema que han creado las declaraciones del novato Secretario de Agricultura, quien parece no conocer mucho de política exterior.

Los productores de pollos y huevos están al grito. Piden que el gobierno, enérgicamente, enfrente el problema.

Nuestro principal comprador, la nación haitiana, velando por la salud de sus ciudadanos, ha declarado una moratoria en la importación de ambos productos avícola.

Nuestros funcionarios, han pedido, primero y exigido después que el gobierno haitiano abra la frontera a los huevos y a los pollos dominicanos.

Los haitianos enviaron comisiones para investigar.
Nuestro gobierno creó comisiones para exigir.

Se reunieron delegaciones de ambos países para tratar la mini-crisis.

Se contrataron expertos dominicanos para analizar la situación y para calmar la población.

El experto aseguró que todo estaba bien, pero aconsejó cocer la carne de pollo muy bien antes de consumirla.

EL gobierno dominicano anunció que el Banco Mundial aprobó un préstamo de 900 mil dólares para la República Dominicana, a fin de aumentar los esfuerzos que se hacen en contra del virus.

Además, el secretario de Salud Pública indicó que se activó el Sistema de Vigilancia Epidemiológica en la zona de Higüey donde fue detectado el virus.

Las lidias de gallos fueron suspendidas por un mes en todo el territorio nacional como parte de un programa preventivo de las autoridades sanitarias contra la fiebre aviar.

El gobierno haitiano ha extendido su prohibición.

Los granjeros pierden millones de pesos diariamente.

Basado en todo lo anterior, y sin tratar de convertir la delicada situación en una situación de humor risas y carcajadas, he aquí la última medida tomada por nuestros representantes.
CERRAR LA FRONTERA A TODOS LOS PRODUCTOS DOMINICANOS.

¡Que dominicanada!

No hay comentarios: