domingo, enero 04, 2009

Dominicana, Mónaco o New York

En septiembre del 2007, mientras visitaba la “Gran Manzana”, Leonel Fernández declaró que su sueño era convertir la república en un Nueva York Chiquito.
Un año más tarde, el mismo presidente declaraba que el sueño de hacer de República Dominicana “la Mónaco del Caribe” comenzaba a hacerse realidad por la presencia del príncipe Alberto II de Mónaco en República Dominicana.

Tales declaraciones fueron hechas desde Cabeza de Toro, Higüey donde el Leonel Fernández asistió junto al príncipe Alberto II de Mónaco para dejar iniciado los trabajos de construcción del proyecto turístico inmobiliario (costará 2,500 millones de DOLARES) Punta Perla Caribbean Golf, Marina & Resort.

¡Que equivocado esta nuestro presidente!
¡Nuestro Presidente cree que construyendo metro transformará la nación en un Nueva York Chiquito! ¡También cree que la presencia del príncipe de Mónaco y la construcción proyectos inmobiliarios turísticos nos convertirán en la “Mónaco del Caribe”!

¿Es que nuestro Presidente no sabe que lo que nos convierte en República Dominicana somos nosotros, los dominicanos?

Metro y proyectos turísticos hay por dondequiera, pero Dominicana sólo hay una.

Si nuestro Presidente se siente avergonzado de los dominicanos, si quiere vender la idea de que somos un país desarrollado, entonces, ¿por qué no usamos esos recursos para educarnos?

¿Por que no eliminamos la pobreza sin eliminar a los pobres? ¿Por qué no eliminamos los principales síntomas del subdesarrollo, como son la corrupción, falta de salud, el analfabetismo, el desempleo, las zonas francas, la desnutrición infantil, etc.? o mas fácil aun, ¿por qué no se larga nuestro Presidente para Mónaco o para New York?

Con un metro o con mil metros, con un proyecto o con mil proyectos turísticos, esta nación está llena de humildes dominicanos que aman la República Dominicana, y eso no lo cambiará ningún presidentucho norteamericanizado o europeizado por muchos sueños que tenga.

Lo que si puede él hacer es olvidarse de New York o de Monaco y concentrarse en la búsqueda de soluciones a los problemas del pueblo.
Si así lo hace, (para eso lo elegimos) todos podremos estar orgullosos de una República Dominicana sin nada que envidiarle a New York o a Monaco.

Muéstrame tus pobres y te diré que clase de gobierno tienes

Felipe Lora
felipe@lora.org
4 de Enero del 2009

No hay comentarios: