martes, julio 20, 2010

¡Vaca muerta no da leche!

¿Cuando es que en República Dominicana los funcionarios gubernamentales, especialmente los que están relacionado a la economía del país, entenderán que vaca muerta no da leche?

Esta interrogante se produjo cuando, el pasado 13 de julio, leí el anuncio que hiciera Industria y Comercio sobre la creación de 5 parques industriales de Zona Franca con un costo superior a los 2 mil millones de pesos.

Según la declaración, estos 5 parques industriales generaran más de 3 mil empleos y cerca de 11 millones en divisas. Lo cual, traducido al lenguaje no político, representaran quizás unos 300 o 400 empleos y dos o tres millones en divisas.
¿Pero en cual realidad existen esos funcionarios?
¡La Zona Franca es un enfermo en cuidado intensivo! Es un enfermo terminal. Un enfermo donde solo sus funcionarios, no aceptan que el entierro esta cerca y que hay que empezar los dolorosos, pero necesarios preparativos.

¿Porque adherirnos a una industria que es sinónimo de atraso y de subdesarrollo?
Las Zonas Francas estancan los países que las implementan y los convierten en dependientes de corporaciones y empresas que llegan dispuestas a mudarse tan pronto encuentren mejor presa”.

Es hora de enfrentar la realidad.
Cambiar el país por míseros empleos no es digno, no es decoroso, no es patriótico.
La Zona Franca, es una de las actividades económicas mas bajas que existe, la cual es usada, exclusivamente, por los más ineptos gobernantes de países subdesarrollados, con la intención mantener su economía “estable”. O sea, eternamente en el subdesarrollo.

Las Zonas Francas no existieran si no fuera por el trato súper especial que reciben del Estado Dominicano. Por ejemplo, las Zonas Francas:
  • No tienen que cancelar los aranceles por la introducción de su materia prima.
  • No tienen que pagar el Impuesto Sobre la Renta.
  • No tienen que pagar el Impuesto al Valor Agregado.
  • No “Cumplen” con las leyes laborales del país a su antojo.
  • No etc.

Solo basta visitar http://www.cnzfe.gov.do para enterarse de los innumerables beneficios que nuestros gobiernos les han accedidos a las fallidas Zonas Francas en nombre de la “Competitividad” y de algunos míseros “Empleos”, los cuales convertirán a muchos de los dominicanos empleados, en semi-esclavos. 

Los efectos negativos de Las Zonas francas son dignos de un reportaje. Empezando por el éxodo campesino hacia las ciudades, el surgimiento casi instantáneo de los cordones de miseria, pasando por la sobrepoblación de los terrenos debajo de los puentes y las riveras y terminando en el cambio de las tradiciones y modales de nuestra población pobre.

En conclusión, solo bastaría que los funcionarios de Industria y Comercio, o específicamente, los del Consejo Nacional de Zonas Francas se abrieran paso entre los buscones o botellas que los rodean y vieran, como dominicanos que aman su tierra, que lo que hacen desde sus oficinas es “ordeñar vacas muertas”.


  
Felipe Lora
19 de julio del 2010

No hay comentarios: