miércoles, julio 07, 2010

R en lugar de L

La única diferencia: R en lugar de L


Escribir acerca de los acontecimientos de interés nacional se me está poniendo pesado, monótono y hasta aburrido. Quizás es por el hecho de que no soy un profesional del lenguaje escrito o porque no tengo imaginación.

Talvez sea porque no estoy familiarizado con los diez mandamientos para escribir con estilo de Friedrich Nietzsche o que nunca pude comprender las seis reglas para una escritura eficaz que estableció George Orwell en su ensayo “La política y la Lengua inglesa.”

Puede ser, aunque muy poco probable, que en mi país no este ocurriendo nada que necesite ser analizado con lujo de detalles. Algo nuevo. Algo que no haya sido comentado con anterioridad. ¡Porque si ésta es la causa del desánimo que me entra al tratar de escribir, entonces, todas esas horas que he luchado contra mi ánimo han sido desperdiciadas!

Por ejemplo, al tratar de escribir sobre la encuesta Gallup-Hoy donde “La mayoría dice aumentó la corrupción” noto que sólo bastaría con cambiar los nombres en varios de mis opiniones anteriores para convertirlas en opiniones actualizadas sobre la corrupción.

Si deseo escribir sobre la violencia y corrupción policial, sólo bastaría con cambiar el nombre del Jefe de la policía, en mis pasadas opiniones, para convertirlas en opiniones del momento.
Solo tendría que cambiarle las fechas a mis añejas opiniones para que estén actualizadas, si es que quiero escribir sobre los crímenes que azotan toda la nación.
Lo mismo ocurría si trato de escribir sobre los problemas de educación, de salud y de viviendas. También puedo actualizar, con pocos cambios, los pasados escritos sobre los bonos, los prestamos, la deuda externa, la crisis energética y sus insistentes, y por todos repudiados, apagones, y sobre la venta de de nuestro país.
Nada ha cambiado en las Zonas de Franca esclavitud como lo son la subvencionadas Zonas Francas y Turismos, por lo que sería bien fácil actualizar una de mis varias y antiguas opiniones que he escrito sobre estos males.

Pero aun mas aburrido y monótono resultaría si trato de escribir denunciando al partido en el poder. Con facilidad puedo actualizar mis previas opiniones cambiando, simplemente, la R por L.

En fin, los problemas que nos azotan son los mismos. Solo cambian los ineptos y mentirosos “políticos” que asociados en “madrigueras de criminales” conocidas por el pueblo como partidos tradicionales, se turnan repartiéndose los bienes de los indefensos dominicanos.

Felipe Lora
7 de Julio del 2010

No hay comentarios: