martes, marzo 08, 2011

Cambiando burros por conejos

Hace varios meses dejé de escribir sobre los acontecimientos políticos dominicanos. Especialmente dejé de opinar sobre las medidas gubernamentales o la falta de ellas en detrimento del pueblo dominicano. Tome la decisión al notar que, en esencia, mis opiniones se repetían como un disco rallado.

Note que cualquier artículo anterior podía ser actualizado con el simple hecho de cambiar los nombres de los protagonistas. Solo bastaba con cambiar la fecha y las los nombres de los partidos en el poder para “producir una contundente denuncia. Mas aun, me di cuenta que, a veces, solo tenía que cambiar la R por la L o viceversa.
En pocas palabras, me harté de gritar a los cuatro vientos. Me canse de denunciar al burro de “orejú” ante el la “burlonescas” carcajadas del conejo.

¿Quienes se encargaran de castigar los abusos y crímenes cometidos por el “P_D” si gana el “P_D”? ¿Quienes castigaran a los corruptos del “P_D” si gana el “P_D?

Solo hay que leer las miles y miles de denuncias que en las últimas décadas han sido escritas y publicadas en los diarios dominicanos. ¿Cuántas de esas denuncias han sido investigadas? ¿Cuántos políticos corruptos y criminales han sido juzgados? ¿Cuántos han sido condenados? ¿Cuántos están, todavía, en la cárcel?

Y no debemos extrañarnos de la simpleza de las respuestas a las preguntas anteriores, pues nuestra “democracia” sólo nos permite, si no nos gustan las largas orejas del burro, cambiarlo por un conejo.


Felipe Lora
7 de marzo del 2011

No hay comentarios: