viernes, marzo 25, 2011

En Yola: 2

Los Beneficios de los Viajes Ilegales


¿Quiénes se benefician de los supuestos viajes ilegales?

Los exilados económicos, los ignorados por la sociedad dominicana o los pobres que, venciendo los temores de un viaje lleno de peligro, reunieron la pequeña fortuna que le dio derecho a sentarse, junto a otros 89 viajeros, en una yola diseñada para un máximo de 20 tripulantes. Si llegan a sus destinos, estos formaran parte, de la noche a la mañana, del gigantesco grupo de “dominicanos ausentes” quienes enviaran, cada año, cientos de miles de millones de dólares al país que los ignoró.

Los familiares de los que arriesgan sus vidas o su libertad, pues serán los que recibirán las remesas que los “ilegales” comenzaran a enviar, tan pronto lleguen a sus destinos. Los familiares mas cercanos cambiaran, después de dos o tres “envíos”, de estatus social dentro de sus amigos y relacionados. Para estos, se acabaron las preocupaciones, los dolores de cabezas y también la búsqueda de trabajo. Lo único que mantendrá sus mentes ocupadas es la próxima fecha de “envío” y las mil y una formas en que gastaran los dólares que recibirán.

Los buscones, quienes se encargan de, en secreto, pasar la información a los desesperados económicos con capacidad de pagar la pequeña cuota.

La tripulación, quienes toman las decisiones y quienes se convierten en tiranos de la islita flotante. Sus decisiones pueden y a menudo son la diferencia entre la vida y la muerte.

Los organizadores, quienes controlan el negocio desde sus mansiones o desde sus carros de lujo. Estos promueven la corrupción y el tráfico de influencia y usan los montones de dólares que produce el “negocito” para codearse con los funcionarios gubernamentales encargados de regular los “viajes ilegales.” Con el tiempo adquieren tal poder que en ocasiones son responsables de la puesta en retiro o de la destitución de los oficiales que se niegan a bailar la danza de sus millones.

El país que recibe al exilado económico se beneficia de la mano de obra barata.

Nuestro país, donde se benefician, indirectamente los comercios, los bancos, los centros de recreos, los colegios privados, los médicos, los ingenieros civiles y electromecánicos, los empleados de las aduanas, los que controlan las agencias de envíos, las casas de cambio, las rent-cars, los prestamistas, y hasta el “guachimán.”

Son tanto los que se benefician del exilado económico que muchos creen que es política del gobierno hacerse de la vista gorda.

Felipe Lora
24 de marzo del 2011

No hay comentarios: