lunes, febrero 20, 2012

A mi Amigo el Izquierdista

Estimado amigo,


Me alegra y felicito el entusiasmo que muestra para con el candidato alternativo que apoyas en estas elecciones. Sin embargo, te aseguro que puedo decir lo mismo de los demás dominicanos que propugnan por el candidato que representa, según ellos, la clase trabajadora de República Dominicana.


No deseo entrar en polémica sobre cual es el más capacitado, o sobre cual representa, verdaderamente el movimiento izquierdista dominicano, lo que si deseo tratar es la realidad de esos candidatos en las actuales elecciones.


¿Cuál de esos candidatos de izquierda representa al pueblo dominicano?
Si seguimos sus campañas notaremos que algunos se han autoproclamado, de la noche a la mañana, los únicos representantes del pueblo, mientras que otros se declaran, públicamente, no izquierdistas.


Tú y yo sabemos que en las condiciones actuales no existe la más mínima posibilidad de que uno de los candidatos de izquierda obtenga un significativo número de votos. Participen unidos o no.


¿Y quienes son los culpables de esta situación? ¿Quiénes son los culpables de que las únicas opciones de este pobre pueblo sean Danilo e Hipólito?


Si queremos derrotar al enemigo en su propio terreno, usando sus reglas, con sus propios jueces lo menos podemos hacer es convertirnos en uno de ellos. Ellos controlan los medios y tienen el poder económico. En estas condiciones, imitarlos sería una estrategia fallida.


Es nuestro deber, el de tu candidato, tuyo y el mio, asegurarnos de que el pueblo entienda sus opciones. Que sepa cuales son sus verdugos y que esté en capacidad de identificar a los falsos profetas.


Es por eso que te pregunto, ¿por qué están los candidatos de la izquierda gastando los escasos recursos para participar en este circo electoral haciendo campaña al estilo de los partidos tradicionales?


¿Cual es el mensaje? ¿Voten por mí que yo le resolveré sus problemas sociales y económicos?
¿No es ese, el mismo mensaje que vociferan los candidatos de los partidos tradicionales?


No me opongo a la participación de los movimientos izquierdistas en las elecciones si sus objetivos son los de educar, concientizar y preparar al pueblo para futuras elecciones.


En la actualidad, el mensaje no debe ni puede ser “yo soy la solución” o “voten por mí”.


El mensaje debe ser de enseñanza.
Debe ser cátedra sobre la historia de la lucha de clase. Una lección sobre el porqué de la realidad del pueblo dominicano. Un recuento de las decisiones que nos condujeron a la injusta situación social y económica en la que nos encontramos.


¿Por qué no se dedican los partidos de izquierda y sus candidatos presidenciales y provinciales a eliminar las ruidosas caravanas y el aire festivo de las campañas tradicionales y en su lugar se dedican a ilustrar al pueblo sobre los objetivos que buscaban los mártires dominicanos?


Los escasos recursos de los partidos de izquierda deben ser utilizados, pacientemente, para sembrar la semilla del entendimiento en el pueblo dominicano, pues sólo así tendrá la izquierda, en elecciones venideras, una oportunidad seria de alzarse con el poder.


Con admiración y respeto,


Sinceramente


Felipe Lora
Felipe @lora
21 de Febrero de 2012

No hay comentarios: