viernes, agosto 16, 2013

En Busca de la Restauración

 o 
El Fantasma de la Anexión

Antes del nacimiento de la república ya existían grupos organizados y decididos a anexarse a cualquier potencia extranjera con el único propósito de mantener su clase en el poder.

Para la época de la independencia existía el grupo pro-haitianos, el pro-español, el pro-inglés, los separatistas afrancesados quienes, con el apoyo de Buenaventura Báez, ofrecían la bahía de Samaná como pago por el apoyo de Francia y los trinitarios, quienes contaban con el apoyo de figuras públicas como lo es el caso de Tomás Bobadilla y de los grandes propietarios Ramón y Pedro Santana.

En 1844 Los Trinitarios, dirigidos por Juan Pablo Duarte, dieron origen a La Primera República, la cual estuvo en peligro de anexión desde su nacimiento.

Para el 1861 se daban toques finales a la “Gran Traición de Santana”, la anexión a España y el retorno de la nación al colonialismo.

Gregorio Luperón
No fue hasta el 16 de agosto del 1863, un día como hoy, cuando comenzó abiertamente la guerra restauradora, con la activa participación del General Luperon. La guerra de la Restauración termina el 10 de julio del 1865 con el retiro de las tropas españolas dando inicio a la Segunda República.

Al igual que la Primera, La Segunda República estuvo calada de presidentes anexionistas quienes no mostraban la menor confianza en la capacidad de los dominicanos de defender su nación.

Tanto Báez como Cabral intentaron negociaciones tendientes a lograr la anexión o el protectorado que le permitiera la estadía en el poder poniendo en peligro la soberanía de la nación.

Invasión Yanqui
La segunda república desapareció con la ocupación militar de los Estados Unidos el 24 de noviembre del 1916.
A los 72 años de haberse proclamado la independencia, y a los 51 del triunfo de la Restauración, se produce la agresión militar imperialista que nos rebaja a la categoría de colonia.

Las denuncias internacionales y la resistencia dan lugar a las elecciones del 1924 preparadas por los Estados Unidos. Con estas elecciones, la República Dominicana, pasó de nación ocupada por un ejército extranjero a una especie de protectorado.  Estado Unidos mantenía control indirecto de los asuntos dominicanos.

Con la llegada de Trujillo al poder desparecen los anexionistas del escenario político dando lugar al surgimiento de los “adoradores” del Tirano.
Con la muerte del Tirano, el “muñequito de papel” vuelve a hacer uso del entreguismo con mira a mantener el poder y el estatus quo que los 30 años de atrocidades trujillistas le permitieron adquirir.

La Cuarta República nace con la implementación del sistema “democrático” y las elecciones después del trujillismo.

Juan Bosch se Juramenta
El triunfo del Profesor Juan Bosch da nueva esperanza a la tan accidentada “independencia” de la nación. Dicha esperanza se ve truncada por el golpe militar seis meses después de la toma de poder.

Los reclamos por la vuelta a la constitucionalidad provocan la guerra civil y la ocupación militar de los Estados Unidos.

Las denuncias se intensifican y aumenta la presión extranjera. Esto “obliga” la celebración de elecciones nacionales. Dicho proceso es auspiciado por las fuerza invasoras y, de país ocupado, pasamos una vez más, a una especie de protectorado donde Joaquín balaguer (la b minúscula es a propósito) actúa como Presidente/Gobernador al “ganar” las elecciones.
Invasion Yanqui

balaguer, conociendo su papel de “marioneta del Norte, trata de afianzarse como único dominicano capaz de representar los imperialistas invasores y decide hacer uso de las técnicas de terror aprendidas durante su puesto de “muñequito de papel” para lograr su objetivo.

Y luego, en el mes patrio del 1973,  la chispa con olor a Restauración se enciende en Caracoles, pero es prontamente extinguida por las botas opresoras del régimen.

Nuestros líderes asesinados durante el diabólico balaguer
balaguer se ensaña contra la oposición, especialmente, contra las organizaciones  comunistas, las cuales, durante sus horripilantes 12 años, dejó acéfalas al tiempo que llenaba los cementerios con los cuerpos de jóvenes prominentes que luchaban por la Restauración de la nación.
La anexión tomaba carácter permanente.

La terquedad de los reformistas, ponen en juego la estabilidad intervencionista de los Estados Unidos los cuales “obligan al octogenario balaguer a pactar, en contra de Peña Gomez (PRD), con el joven e inexperto Leonel Fernandez (PLD)

Lo demás es historia reciente.
En las últimas décadas han gobernado los tres partidos mayoritarios sin que se vislumbre un cambio en la política anexionista o servilismo de los gobernantes de turno. El deseo de mantenerse en el poder ha llevado a los últimos mandatarios a traicionar las bases de los partidos que lo eligieron, convirtiéndose en seguidores de órdenes del Norte o en defensores de los intereses extranjeros a expensa de los intereses nacionales. Una especie de traidores elegidos.


En la actualidad, 150 años después de la primera Restauración, vemos como, sin importar las condiciones en que se encuentra la nación, la presente administración, no solo se ha convertido en la continuación del anterior gobierno que presidió Leonel Fernandez, quien públicamente nos quería convertir en un Nueva York chiquito, sino que se ha convertido en protector de los responsables de hechos corruptos en detrimento de toda la nación.

Danilo y Jefe del Comando Sur
A 150 años del primer intento restaurador, el gobierno de Danilo castiga al pueblo con el injusto paquetazo,  se muestra inepto ante el aumento de la criminalidad, se reúne a puertas cerrada con el  jefe del Comando Sur de los Estados  Unidos (quien, en vista “oficial” trajo las órdenes del Norte) y negocia tras bastidores “contratos mineros” que permiten la destrucción de nuestros recursos.

Tal y como lo expresara la Izquierda Revolucionaria en su último comunicado, refiriéndose al primer año del gobierno de Danilo y el número 13 del PLD:

“¡Un año después del ascenso de Danilo la sociedad está más empobrecida, siguiendo en estas cuestiones fundamentales la fatídica ruta abonada por los anteriores gobiernos del PLD, el PRD y el PRSC, cómplices de estos resultados! “

Finalmente, hoy, 150 años después del primer intento restaurador, los enemigos del pueblo dominicano, los traidores a la patria de Duarte, los inmoladores de nuestros líderes progresistas, los representantes de capitalismo empobrecedor continúan con sus intrigas y maquinaciones tratando de lograr lo que no han podido con sus invasiones militares, con sus golpe de Estados, con sus masacres, con su disfuncional sistema educativo, con sus tratados, con sus títeres nacionales ni con sus dólares embarrados de injusticias: la esclavitud y el servilismo de todos los dominicanos.

¡La lucha por la Restauración continúa!

Felipe Lora
Versión 16 de agosto del 2013

150 años después de la Primera Restauración.

No hay comentarios: