viernes, enero 30, 2015

Reclamando lo que nunca se ha hecho

Libertad para los controladores aéreos

Con altanería comenzó, desde el principio, a pregonar que haría “lo que nunca se había hecho”.

Inició su papelazo dejando claro que no era más que un vulgar copión de las medidas abusivas que sus predecesores habían hecho, repulsivamente famosas, antes los ojos del pueblo.

De un soplón pasó de “lo que nunca se había hecho” a “más de lo mismo”.
Y lo hiso sin inmutarse, dejando claro que a ese tipo no le importa el pueblo.

Igual que los anteriores, tapó el hoyo presupuestario causado por la cuasi-compra de la silla presidencial con los chelitos de los pobres.

Igual que los anteriores se inventó un “paquetazo” para cubrir el vacío económico que dejaron los corruptos que, a cambio de inmunidad sin límite lo apoyaron, convirtiéndose así en el protector de la corrupción gubernamental tal y cual lo hicieron los demás.

Como los otros, que creyeron que nuestro pueblo es un pueblo estúpido, trató de vendernos la idea de que el impuesto a los rabos de cerdos era para poder cubrir el 4%, que manda la ley, para educación.

Copiando a los demás, se puso al servicio de del embajador de USA y tan pronto tuvo la oportunidad jaló hacia el lado de las empresas transnacionales. Empresas que hoy, por aumentar un poco más los aranceles y por ende las arcas del estado, continúan como chivos sin ley, devorando y destruyendo lo que queda de nuestra fauna y nuestra flora.

Siguiendo con el disco rayado de los pasados, este “duplicador” ha abandonado la salud del pueblo a la suerte de las ARS y ha copiado la política de abandono a la agricultura nacional.

Ni él mismo hace referencia la descabellada frase de “lo que nunca se ha hecho” pues por los titulares de los medios de comunicación escrita, parecería que avanzamos hacia el pasado.

Por un lado se apilan los asesinados por la policía mientras aumentan los delitos donde los protagonistas son los agentes policiales. Decenas de jóvenes han sido asesinados por el simple hecho de ejercer su derecho a la protesta y comienzan a llenarse las cárceles con dirigentes y miembros de los sindicatos que exigen mejoría laboral.

Por ejemplo, recientemente recibí un comunicado de la Asociación Dominicana de Controladores Aéreos (ADCA) donde denunciaban el apresamiento de varios de sus miembros ¡por el simple hecho de mantener una vigilia frente a la casa presidencial!

¿Con que cara puede afirmar este señor que aquí eso nunca se había hecho?
¿Es, este acto de violación a los derechos de los trabajadores, algo que nunca se había hecho en este destartalado país? Claro que no.

Lo que verdaderamente nunca se había hecho en este país, es ver como el propio gobierno promueve una “reforma” laboral que descaradamente afectará los beneficios obtenidos por los trabajadores dominicanos. ¡Un gobierno elegido para defender los intereses del pueblo encabezando una “reforma laboral” en contra de su pueblo!

Eso sí que nunca se ha hecho en ninguna parte del mundo.

Otra cosa que tampoco se había hecho aquí es, brincar charquitos los fines de semanas para la prensa gráfica nacional.
¡Que descaro!

Yo exijo que esos cuatro miembros de la ADCA sean puestos en libertad inmediatamente y que los responsables de esta violación a los derechos de los trabajadores sean castigados en forma ejemplar.

Desgraciadamente, eso nunca se ha hecho en este país y este señor no tiene los co-rajes para hacer lo que se debe hacer.

Felipe Lora
30 de enero del 2015 

No hay comentarios: