sábado, marzo 28, 2015

Mi fallo es... un acto de no ha lugar

El pasado jueves  27 de marzo, a varios días de la celebración de Semana Santa,  se propagó  un reperpero en todos los medios escritos y electrónicos. Los titulares y el cuerpo de noticia dieron baratas explicaciones de lo ocurrido y se concentraron en compartir las reacciones del reducido número de ciudadanos que, por poseer los medios electrónicos necesarios, pueden hacerse oír por los responsables de mantener informados al pueblo dominicano.


Según la mayoría de estos “activistas”, lo ocurrido el pasado 27 de marzo en la Suprema Corte de Justicia lo hiso sentir indignados, traicionado y hasta “sorprendidos.”
Otros, con teléfonos celulares para la foto, se conglomeraron frente al edificio de la Suprema Corte a velar y a protestar por la “muerte de la Justicia.”

El caso de tan súbita muerte ha llegado a atención y como abogado que no soy analizaré los hechos y las declaraciones pertinente al mismo. Veamos:

Primera muestra:
Los quejosos argumentan que la Justica falleció con gracias al a los hechos ocurridos el pasado 27 de marzo en la Suprema Corte de Justicia. Nada más falso.
Para contradecirlos solo hay que salir a los barrios populosos, a las cañadas, a los callejones y preguntarle a los ignorados por el sistema.
¿Cómo puede morir la Justicia si la justicia no existe en este país? Contestaría cualquier Juan de los Palotes.

Segunda muestra:
Los que no se cansan de poner sus “arte” en Facebook continúan reclamando desde, desde sus computadoras o celular “inteligente”, Cero Impunidad.
Volvamos a los barrios.
Don Pancho, ¿está usted apoyando o apoyaría la campaña Cero Impunidad que se promueve por Facebook?
“¿Feibu? Feibu de que, ¡aquí el que no se hace en el gobierno es un pendejo!”
Hecho: Se presentaron cerca de tres decenas frente a la Suprema con pancartas y celulares.

Tercera muestra:
“En manos de la Justicia esta poner fin a  la impunidad”. Indican algunos, incluyendo el abogado del pueblo, Francisco Domínguez Brito quien además declaró que “el sistema de justicia le ha fallado al país”.

Ver contra-defensa a la primera muestra:
La Justicia hace mucho que se fue del país.

Cuarta muestra:
De boca del Procurador de la República:
“En el día de hoy el sistema de justicia dominicano se ha convertido en escudo ideal para todo tipo de delincuencia y corrupción administrativa”.
Falso,
Aquí, es la falta de justicia la que ha protegido y servido de escudo los delincuentes gubernamentales y privados.

Quinta y última prueba:
Guillermo Moreno, ex procurador.
A los dominicanos que “salgan a las calles a protestar con pancartas;  a decirle no a la impunidad y exigir un cambio en la justicia…”
!Otra vez!
¿Exigirle a los que se benefician de la ausencia de justica, que le hagan cambios a la justicia que no existe?

Obviamente, como abogado que no soy, no veo en este “brete-brete” suficiente evidencia para darle la razón a los quejosos y por tanto me veo forzado a dictar un “acto de no ha lugar”.

Lo que sí sé, con extremada certeza, es que la parte demandante debe comenzar a pensar en una forma diferente de reclamar sus casos o por lo menos, prepararse para que, en la próxima ocasión,  se aseguren de traer a Justicia en las masas, de lo contrario, siempre me veré obligado a dictar “un acto de no ha lugar”.


Felipe Lora
No soy abogado
28 de marzo de 2015

No hay comentarios: